¿Es la discriminación siempre mala?

En este articulo:
Todos practicamos discriminación sana en nuestro día a día.

Por Heidi Ojeda, Estudiante de Negocios Internacionales.

La discriminación siempre ha resultado ser un tema de interés y hasta de conmoción para muchos. Por esta razón, luego de leer e investigar, nos preguntamos ¿Hasta qué punto es válida la discriminación?, si es que lo es. Según vemos, nadie se salva en sí de esta. Y, ¿cómo es esto?

Barry Bussey[1] plantea un ejemplo que lo explica claro. Los padres proveen para sus hijos; velan por ofrecer cariño, alimento y un hogar a sus hijos, pero no a todos los niños del mundo. Claro, desde un punto altruista es posible ayudar en cierta forma a otros niños, pero un niño que no es parte de la familia no puede demandar ante un jurado a estos padres por no brindarles provisión, pues no son sus padres. Por otro lado, en base a los intereses, las metas y la educación, nosotros escogemos amistades y nos asociamos en grupos, pues esto es parte de la libertad. En todos estos ejemplos se evidencia cierto grado de discriminación, pues este término es sinónimo de distinguir o diferenciar.

En un grupo musical de ópera no se admite como cantante a una persona con voz diferente a la que corresponde dentro de este, tanto como a un club de fútbol profesional no se le permite a un novato competir como parte del equipo. Estos ejemplos demuestran un tipo de discriminación que conlleva a una sana convivencia; que a ese cantante no le permitieran entrar al grupo de ópera no significa que no le permitirán la entrada en el grupo de rap. O que a aquel novato del fútbol no le permitieran entrar al equipo profesional no significa que no pueda entrar a un equipo que juega en una división de menor rango.

¿Por qué es sano esto? Una de las tantas razones se puede decir es que a estas personas se les hará difícil adaptarse a este tipo de espacio, y aún el público podría notar que existe una discrepancia o punto discordante dentro de las instituciones, grupo musical o equipo deportivo.

Hoy en día el tema está caliente, pues se habla de que si una ley incluye excepciones por razones de conciencia y religión es un motivo de gran revuelo, confusión y crítica. Pero la verdad es que esto es sano para el individuo y favorece la libertad. Esto, porque si eres un prestador de servicios te permite tener la autonomía de decir que no a algo que te pidan hacer, que vaya en contra de tus principios. Para entender los efectos de esta ley, estudiemos casos de países donde existe una ley sobre la discriminación por temas de género o identidad sexual.

Barronelle Stutzman[2], es la dueña de una floristería que usualmente contrataba personas LGBT; pero se encuentra en problemas, acusada por no brindar sus servicios creativos a una pareja gay en su matrimonio, pues ella indica que esto va en contra de sus creencias.  La corte de Washington la acusó y condenó como culpable por discriminación y ahora tendrá que pagar multas. ¿Te parece justo esto?

La realidad es que las personas nos movemos por nuestras creencias, es parte de la libertad que ejerce cada quien. Ella no estaba dispuesta a dar el servicio, pero había muchos otros negocios dispuestos a darlo. Un caso similar es el de Blaine Adamson[3], quien fue demandado por no querer, a través de su empresa de impresión, aceptar un pedido de camisetas impresas para una actividad del orgullo gay. Él insistió en buscar a alguien más que pudiera hacerlo, pero esto no detuvo a que el gobierno cayera encima de él, acusándole de discriminación. Luego de batallar y enfrentarse al crudo miedo de no tener el apoyo del gobierno, fue hallado inocente.

Para concluir con los ejemplos, en Irlanda del Norte, Daniel y Amy McArthur dueños de Ashers Baking[4], sin dudas brindaban sus servicios de repostería sin distinción de persona. Pero en el 2014, Gareth Lee les pidió un bizcocho con un mensaje: “Apoya el matrimonio gay”, a lo que se negaron los McArthur, pues iba en contra de sus creencias. La corte entendió que esta discriminación no era ilegal pues correspondía a la libertad de conciencia y religiosa. Se aclaró que esta pareja se negó a incluir o apoyar determinado mensaje, no a dar servicios a un cliente en específico, situación que se ve presente también en los dos casos anteriores, y esto es totalmente correcto. Gracias a este hecho, fueron hallados inocentes.

En conclusión, todos practicamos discriminación sana en nuestro día a día. En términos de sociedad debemos pensar en libertad; cada individuo tiene el derecho de actuar según sus creencias, siempre y cuando no afecte a un tercero. Si la ley no es clara sobre este hecho, se pueden presentar inconvenientes terribles y las personas podrían ir a prisión y pagar multas caras e injustas por su religión. Los tres casos citados anteriormente son un ejemplo de por qué es necesaria la excepción de conciencia.

Todavía hoy día, Baronnelle se encuentra luchando por su inocencia, aunque sólo ejerció su libertad de conciencia y religión. Los McArthur y Blaine Adamson, gracias a Dios fueron hallados inocentes luego de pasar por un trago amargo, al tener que ser sometidos a la justicia. Pero ahí es evidente, de igual forma, lo fundamental que es defender la libertad propia. No es un tema para llevar a la ligera, es crucial prestar atención y constantemente luchar porque se preserve la libertad.


[1] Bussey, B. W. (2018). Por qué la discriminación no siempre está mal. (M. V. Feito-Torrez, Trans.)Derecho, Estado y Religión, IV(2545-7616), 95–98.

[2] Barronelle Stutzman. Alliance Defending Freedom. (n.d.). https://adflegal.org/client-story/barronelle-stutzman.

[3] Blaine Adamson Story. Blaine Adamson Story | Alliance Defending Freedom. (n.d.). https://adflegal.org/blaine-adamson-story.

[4] La Libertad De Conciencia A Juicio: El caso de La Pastelería Ashers Ante EL Máximo tribunal Europeo. ADF International. (2020, November 19). https://adfinternational.org/news/la-libertad-de-conciencia-a-juicio-el-caso-de-la-pasteleria-ashers-ante-el-maximo-tribunal-europeo/?lang=es.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Compartir este articulo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Articulos recientes

Artículos relacionados